PHISHING MEXICANOS

Amenaza dirigida a mexicanos…. y no, no es Robben.

La empresa de seguridad ESET informó este martes de una nueva amenaza online dirigida a usuarios mexicanos, que involucra un correo electrónico falso o phishing con un recibo descargable de una supuesta transferencia interbancaria.

 

Si las víctimas cuentan con la suite Office de Microsoft instalada en su equipo y la opción de macros habilitada, al momento de abrir el archivo éste infecta su sistema con una variante del gusano Dorkbot, que da a los ciberatacantes control del equipo. Si las macros no están habilitadas, el malware incluso provee un instructivo sobre cómo activarlas para ver el supuesto depósito a su cuenta de ahorro.

Tras invadir los equipos, los cibercriminales tienen acceso a la información de las páginas web que los usuarios visitan, así como a sus contraseñas en redes sociales y servicios de correo electrónico.

De acuerdo con el informe de ESET, el ataque dirigido fue diseñado específicamente para México, ya que los hackers utilizan la imagen de una entidad financiera nacional para engañar a usuarios y robar la información.

Para evitar caer en engaños, se recomienda a los usuarios no descargar archivos de dudosa procedencia, contar con una solución de seguridad en sus equipos de cómputo y comunicarse con su banco antes de abrir correos similares.

VÍA AM

 

Los mexicanos no saben cómo ejercer su derecho a la información

Al parecer la curiosidad mato al gato y el mexicano no se arriesga, según el siguiente articulo.
A casi 11 años de promulgada la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, los mexicanos continúan sin saber cómo ejercer su derecho a la información. De acuerdo con los resultados de la Encuesta sobre el Derecho de Acceso a la Información Pública Gubernamental 2013 (EDAI) que elaboró el IFAI y el INEGI, tan solo seis de cada 100 habitantes en todo el país han preguntado algo al gobierno, es decir, que el 94.4% de los mexicanos no han realizado ninguna solicitud sobre información pública gubernamental.

Aunque la mayoría de los mexicanos saben que tienen el derecho a pedir información pública a las autoridades, pocos ejercen esta facultad y pocos tienen idea de cómo hacerlo. El 84% de la población sí le importa informarse, sin embargo, el 69% desconoce los medios por cuales pueden solicitar información gubernamental y el 80% ignora el procedimiento a seguir.
También existen personas que no solicitan información porque no consideran tener la necesidad o interés en tales datos, sin embargo entre éstas personas, el 16% no lo hacen porque no confían en el gobierno.
Las estrategias de comunicación de los órganos de transparencia tampoco son muy efectivas, ya que por cada 100 personas, únicamente 60 conocen o escucharon hablar del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), y solo 25 saben que existen institutos estatales de transparencia. En general, aproximadamente 13.4 millones de mexicanos ignoran que existan órganos de transparencia a nivel federal y estatal.

Si los ciudadanos desconocen la forma de solicitar información, tampoco tienen idea de cómo proceder cuando las dependencias no respondan a sus solicitudes. Entre las personas que preguntaron algo al gobierno, solo el 3% que no recibieron una solicitud satisfactoria presentaron un recurso de revisión. El resto, intentó hacer una nueva solicitud o simplemente abandonaron la petición.

A pesar de estos datos, a 86 de cada 100 habitantes les importa conocer los tipos de apoyos que existen en caso de ser víctimas de la delincuencia, y el 84% le gustaría saber qué ayuda ofrecen las autoridades cuando se presenta un desastre natural.

También el 84% el desea informarse más sobre lo que hace el gobierno; entre ellos, el 72% quiere conocer qué tipo de sanciones reciben los funcionarios que no cumplen con sus obligaciones y el 69.8% le gustaría saber sobre los empleos disponibles en el gobierno.

Otros temas que les preocupan a los encuestados son el problema de la basura, la mejora de calles, el desempeño de la policía, el alumbrado público, entre otros servicios y programas sociales.

Lo ideal entonces es que IFAI establezca una nueva estrategia que permita elevar el conocimiento de los mexicanos sobre el acceso a la información.

 

vía etcetera